EXSENCTIA SAMADHI

Namaste,







Bienvenido a EXSENCTIA SAMADHI, recuerda quién eres, cuál es tu esencia, tu existencia y ve más allá. Navegar dentro de EXSENCTIA SAMADHI es experimentar las nuevas frecuencias multidimensionales desde un ancho de banda transcendensorial, reconociendo tus dones y poderes y reintegrando e identificando la esencia de tu Ser. Porque estas nuevas frecuencias, en su infinita sabiduría, te envuelven cual haz de Luz, abriéndote nuevas oportunidades y posibilidades en tu camino. Todo es posible, todo se puede cambiar y curar. Cree en algo, crea realidad, es tu existencia y forma parte de tu libertad. Es la esencia de tu existencia.







SAMADHI textualmente significa muerto, paralizado, que no existe más en el sentido de la "vida". Identificación mística, la Unión Perfecta, la Interpenetración Completa. Realización de sí. Beatitud supra-consciencial. Estado final, la identificación, la única experiencia verdadera. Octavo elemento básico de la Hatha Yoga. Revelación directa del Universo Ilimitado y eternal, evasión del Tiempo y del Espacio, gran Visión de lo Verdadero, cese del estado de vida habitual por el estado de existencia. Estado que no puede ser experimentado sino después del estado de vacío completo en el cerebro en el cual todos los pensamientos deben ser excluidos. Conciencia Divina.




















































martes, 14 de febrero de 2012

Amor en acción

AMOR EN ACCIÓN



Dentro de los planos de consciencia superiores, en los niveles elevados de vibración todo es Amor. El Amor trasciende cualquier otra forma de pensamiento o sentimiento porque es Luz pura que fluye desde la Fuente Madre como el sentimiento promotor que genera el gran cambio para comenzar cualquier proyecto o idea. Lo que conocemos como incondicional y compasivo es Amor verdadero en acción que nos llega desde los reinos arcangelicales y angelicales, en reconexión directa con las hermandades superiores del Universo. El Amor en acción es el equilibrio perfecto porque desde un haz de energía femenina se transforma en un rayo de luz masculina que pone en marcha todo lo que traspasa. Es un haz de Luz que viene desde lo más alto y llega a lo más profundo, es decir, su frecuencia de vibración está justo en el mismo nivel en que se encuentre el Ser la persona y transciende justo hasta el nivel en que lo necesite ella misma u otro Ser al que vaya dirigido dentro de su realidad objetiva vital o Verdad. Resumiendo el Amor en acción es justo, es necesario y es verdadero.

El la inmensidad inconmensurable del Firmamento donde todo es nada a la vez, parece que se pierden las fronteras entre el tiempo, el espacio, las dimensiones y densidades, las direcciones y polaridades. A niveles quánticos todo sucede al unísono, como voces a contrapunto en una coral. Es justo ahí, en esos mismos planos de consciencia y totalidad donde está la sutileza de las distintas realidades, de todos los mundos posibles, desde los que brilla la luz que vemos en el cielo cuando tintinean las estrellas o cuando miramos los brotes de los almendros despuntando por las ramas. Así como es arriba, es abajo; así como es adentro es afuera y por todos los lados.

Los movimientos de los planetas y demás astros, los ciclos de las estaciones aquí en la Tierra, nuestras decisiones en la vida cotidiana, todo es tal y como tiene que ser en cada momento y está sucediendo también en otro plano de consciencia para que la elipse se complete tal y como está ordenada por nuestra voluntad, el libre albedrío, que es lo que nos unifica como raza. ¿Qué es mejor?, ¿qué es peor?, todo depende del prisma del cristal con que se mire; ahora bien, lo que es, Es. Es decir ser congruente con los sentimientos y pensamientos supone coherencia en la vida y por lo tanto equilibrio y estabilidad, pilares fundamentales para comenzar a caminar desde el Amor en acción. La mejor manera de ayudar a los demás es ayudándose uno a sí mismo en todos los sentidos, para mostrar lo mejor de sí y tener lo mejor para dar.



El enamoramiento sucede en un instante, es así, algo que pasa como el haz de luz que lo atraviesa todo y todo lo enciende. Va realmente a la velocidad de la Luz, las reacciones son también a esa velocidad en un principio hasta que empezamos a pensar y todos sabemos que es mejor pensar menos y sentir más. Es algo maravilloso y fabuloso que sorprende y llega cuando menos uno se lo espera, es la gran emoción que da sentido a muchas cosas, es la chispa vital y la fuerza que mueve el Mundo. El cortejo empieza justo en el mismo momento en que se siente por primera vez ese sentimiento de enamoramiento, todo da vueltas para cambiar a mejor, las cuerdas del Universo que mueven los hilos del destino van moviéndose a un ritmo distinto y agradable que rejuvenece y nos hace grandes. Nuestra biología molecular se va transformando y por eso embellecemos tanto. Entonces, es el momento de crear, de dejarse llevar y engrandecer la vida desde la belleza del Amor en acción para tomar consciencia de ese Ser grandioso que somos con el potencial desarrollándose.

Amor en acción es más aún, es alegría y alabanza por cualquier forma de vida, es dar sin esperar y enorgullecerse por ello; es celebrar el lujo de vivir esta oportunidad única de crear y renovarse cada vez, de contribuir a la Humanidad en aquello que podamos aportar en beneficio de tod@s, para dejar nuestra huella como la experiencia consciente de nuestra existencia humana. En la consciencia cósmica está la consciencia humana y viceversa, es decir sabemos que existe el Universo igual que en el Firmamento se tiene constancia de nosotros, influenciamos y somos influenciados en una continua espiral que rueda y gira manteniendo el orden establecido siempre. Bajo este punto de vista todo se puede cambiar y regenerarse para renovar el diseño y ganar la fuerza justa en el momento oportuno. Cuidar las palabrar y sutilizar la expresión son caracteres de vibración que bailan al compás del Amor en acción; cuidar la alimentación y arender a leer los mensajes del cuerpo, el corazón, el espíritu y el alma son trabajos que nos elevan sobre nosotros mismos y nos permiten recibir la Sanación que necesitamos. Toda creencia se puede cambiar y desde el Amor en acción el cambio es espontáneo, casi sin pensar porque sirge a la velocidad de la Luz, que es más rápida que el mismo pensamiento, es el más fiel sentir del alma.

Disfrutar de esta seguridad, de estar en sintonía y en conexión con todo lo que tenemos alrededor y lo que somos, es garantía de felicidad. Cuidar nuestros bienes y saber cómo mantenerlos, cuidar de nuestros seres queridos y saber lo que les hace falta en cada momento, sus gustos y preferencias, son manifestaciones conscientes de dejarse fluir por la vida y sentir el grandioso Amor que nos brinda. Porque todo está perfecto, nada falta, todo marcha tal y como tiene que marchar en cada momento. Cada página del libro es siempre la primera, cada día es Hoy, cada lugar Aquí.



Saber agradecer y ser agradecidos, saber perdonar y pedir perdón, son las puertas que más karma liberan para evolucionar dentro de la filosofía del Amor en acción. La gratitud por el camino de la vida y el perdón por las barreras que le ponemos elevan nuestro espíritu y lo volatilizan en el éter, haciéndolo uno con todo lo que hay. Todos somos hermanos, formamos parte de una gran familia y somos iguales como especie. Sentir la vacuidad y desprenderse hasta andar sobre las aguas es la ligereza de nuestro espíritu cuando se ha elevado al Amor en acción. Los hechos nos registran en el astral elevado y las experiencias nos van formando en el trabajo que tenemos que ir completando para despojarnos paso a paso, como pequeñas enseñanzas y aprendizajes que nos graduan y, cuando estamos realmente preparados habiendo culminado nuestra última tarea, pasamos al otro lado.

                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta tu visión